Habitación propia

Perseguir nuestros sueños

Cuando conocí a Mahandeep Singh, mi marido, mi vida salió despedida de la fuerza centrífuga del caos para reposar sobre suelo firme. Mi vida cobró sentido, se ordenó, dejé de dar tumbos, tan perdida estaba. Cuando nació mi hija mi vida cobró más sentido aún si cabe, sentí el amor desbordándome, mi amor por los dos. Pero había algo que me faltaba, que me impedía sentir una satisfacción plena…

Escribir me completa, cierra el círculo que soy yo misma y es mi vida. Cuando me di cuenta de esto, escribir y publicar pasó a ser el gran sueño de mi vida. Un sueño difícil. El mundo es tan vasto, hay tantísimos libros, mi voz se pierde en este inmenso mundo. Soy invisible. La gente no me conoce y es tan complicado que los lectores se den cuenta de que estoy aquí. Es como querer encontrar una aguja en un pajar. Así de dura se hace la pendiente.

Pero no importa. Como ya te conté cuando te di la bienvenida, la escritora húngara Agota Kristof decía:

«En primer lugar hay que escribir, naturalmente. Luego, hay que seguir escribiendo. Incluso cuando no le interese a nadie, incluso cuando tenemos la impresión de que nunca interesará a nadie. Incluso cuando los manuscritos se acumulan en los cajones y los olvidamos para escribir otros».

La analfabeta. AGOTA KRISTOF

Hay que luchar por los sueños, aunque el horizonte se halle lejos, aunque por más que corras nunca llegues a alcanzarlo, porque por el camino disfrutas con la misma intensidad que si hubieses llegado a puerto, porque cada logro, por pequeño que sea, te hace sentir henchid@ de alegría, porque perseguir tus sueños tiene ya un sentido en sí mismo, al margen de que los alcances o no.

No tienes tiempo… ¡levántate un par de horas antes! No sabes cómo hacerlo… Infórmate, fórmate. Tienes miedo… los miedos hay que enfrentarlos. No te sientes preparad@… No importa, nunca se está preparad@ del todo. Tú hazlo, da el primer paso. Sentirás tanta satisfacción al empezar a luchar por tus sueños que esa misma satisfacción será el motor para mantenerte y perseverar. No te desanimes. Continúa.

Es difícil hacer realidad tus sueños, pero es muy fácil sentirse feliz y satisfech@, solo tienes que empezar a perseguirlos. ¿Por qué ocurre esto? Porque el estar haciendo lo que te gusta te llenará de satisfacción y contento, al margen de lo que consigas.

Como decía Kavafis en su poema «Itaca»:

Ten siempre a Itaca en tu mente.
Llegar allí es tu destino.
Mas no apresures nunca el viaje.
Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguantar a que Itaca te enriquezca.

Itaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.

Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Itacas.

Itaca. C.P. KAVAFIS

¿Cuál es tu Itaca?

Foto: Mahandeep Singh

2 Comments

  1. Anael

    15 marzo, 2019 at 12:14 pm

    ¡Hola, Mahandeep!
    Decidido, mañana el despertador una hora antes, aunque sea sábado. A ver qué tal.
    ¡Un abrazo y gracias por tus consejos!

    1. Mahandeep Kaur

      15 marzo, 2019 at 1:38 pm

      Jajaja, genial! Esa es la idea. Hay que luchar por nuestros sueños! Ojalá te vaya muy bien.

Leave a Reply