Personajes femeninos

Reseña de Medea de Eurípides: el fuego destructor

Regreso como Perséfone del reino de los Muertos. ¿Me siento descansada y con fuerzas renovadas? Un poco sí, pero no del todo. Creo que sufro fatiga pandémica, como tantos/as otros/as. Aun con todo, he decidido volver, y vuelvo con una bomba: Medea, de Eurípides, una tragedia griega que nos coloca allá donde no queremos siquiera poner un pie.

Y regreso porque me siento comprometida con el blog y no quiero abandonarlo durante tanto tiempo. A pesar de la fatiga, regreso con entusiasmo, acompañada del sol, que también ha vuelto, los árboles reverdecidos y la actividad de pájaros y la naturaleza en general, que ha despertado también. Una primavera que brota de los árboles viejos y la tierra presente desde el principio de los tiempos.

Pero comencemos con Medea, la Medea de Eurípides, reseña con spoiler, aviso. Si prefieres leer sin conocer la obra, no sigas leyendo. Para aquí. Pero quién no conoce a Medea, esa mujer infame capaz de matar a sus hijos para vengarse de Jasón, su marido, que la ha abandonado para casarse con otra mujer… Personaje arquetípico que ha acuñado el terrible, pero muy real, síndrome de Medea, que se da en padres o madres que matan a sus hijos para vengarse del cónyuge.

Ficha del libro

Título: Medea.
Autor: Eurípides.
Escrito en el siglo V a. C.
Género: tragedia griega.
De esta edición:
Editorial Penguin Random House Grupo Editorial.
1ª edición: mayo 2015.
Tercera reimpresión: febrero 2018.
Versión de Ramón Irigoyen.
Epílogo de Jordi Balló y Xavier Pérez.
Colección Penguin Clásicos.
144 páginas.

Si te interesa adquirir Medea, de Eurípides, puedes hacerlo aquí*:

*Este enlace es afiliado, ya que pertenezco al Programa de Afiliados de Casa del Libro. Los enlaces que pongo son de libros que me han impactado y encantado, por eso los reseño. Si compras a través de este enlace, me estarás apoyando. Por ello te doy las gracias de antemano.

La Medea de Eurípides, haciendo añicos lo moral

Nos encontramos ante el engaño, la deslealtad, la traición de Jasón, que, habiéndose casado con Medea, la abandona para casarse de nuevo con la hija del rey Creonte, por razones puramente prácticas. Jasón abandona a Medea en un territorio extranjero, donde no hay conocidos ni apoyo ninguno, sin posibilidad de que vuelva a su tierra, debido a su carácter sanguinario que ha dejado un reguero de muertos, empezando por su tierra de origen.

aitana en Medea de Euripides
Aitana Sánchez Gijón interpreta a Medea en una lectura dramatizada dirigida por Andrés Lima.

El jaque de Eurípides

La obra de teatro comienza con una Medea afligida, deseando morirse ante todas las cosas. Pero va a terminar con una Medea triunfante con las manos manchadas de sangre. Y esto es lo más infame, lo que abofetea nuestro sentido de lo moral, porque esa sangre va a ser la de sus hijos.

En versiones anteriores a la Medea de Eurípides, los hijos morían a manos de aquellos que querían vengarse de Medea por la sangre derramada (la princesa y el rey de Corinto). Pero Eurípides nos pone en jaque cuando hace que los hijos mueran a manos de su propia madre. Entonces no podemos más que leer y acoger este crimen con infinita repulsión hacia esta mujer sanguinaria, esta mujer que desde el principio hace gala de una mente y una mano cruel y sanguinaria.

Lo más repulsivo es que ella es consciente de lo ignominioso que va a ser su crimen. No podemos justificarla como si hubiera estado enajenada, porque ella es perfectamente consciente y aun así lo lleva a término; con manos temblorosas, sí, con un conflicto pesándole sobre la espalada, sí, y esto la hace más humana y por tanto más infame… comete el crimen perfectamente consciente. No hay justificación posible.

ana belen en el papel de medea
Ana Belén protagoniza la versión de Vicente Molina Foix de Medea, dirigida por José Carlos Plaza.

El empoderamiento de la Medea de Eurípides: la lectura feminista

Sin embargo, Eurípides la justifica: hay razones de peso que la han llevado donde la han llevado: la traición, la injusticia, el destierro, el engaño, el maltrato por el hecho de ser mujer, ella que lo ha dado todo de sí recibe el trato más nefasto de cuantos puede recibir. Quizá el trato que muchas mujeres podían recibir en aquella época.

Así, como hemos dicho, la obra de teatro comienza con una Medea abatida, derrotada, que solo desea su propia muerte, pero la misma consciencia del trato le hace crecerse hasta idear la venganza que va a herir de muerte a sus maltratadores. Y así Medea termina triunfante, sin castigo, empoderada.

¿No sería quizá, la Medea de Eurípides, una metáfora de lo que una mujer ha de sacrificar para verse empoderada, soberana de sí misma? ¿Desapegarse de todo, incluso de lo que más amas, para dejar de actuar en el papel de esposa, de madre, de súbdita, y elevarse al papel de mujer soberana de sí misma? Medea me recuerda a la Nora de La casa de muñecas, de Henrik Ibsen, salvando las distancias (puedes conocer al personaje de Nora en mi reseña sobre La casa de muñecas), esa mujer que sacrifica a sus hijos, abandonándolos, en una época en que esto suponía una infamia (de hecho, la obra de teatro fue un escándalo para la época). Pero es que Medea nos toca muy dentro, quizá por todo lo que significa; hoy día sigue escandalizándonos, y con razón.

aitana medea euripides
ana belen medea euripides
Uno de los momentos culmen de Aitana Sánchez Gijón (arriba) y Ana Belén (abajo) en las versiones ya citadas.

Versiones cinematográficas

Para seguir profundizando en este personaje puedes rastrear los distintos enfoques que diversos cineastas han dado a este personaje que tantos quieren representar: Javier Aguirre, Jules Dassin, Carl Dreyer, Pier Paolo Pasolini, Arturo Ripstein, Theo van Gogh, Lars von Trier…

Todas obras maravillosas de la historia del cine, realizadas por directores comprometidos con su arte, azuzados por el aguijón de su curiosidad insaciable y su deseo de comprender lo más íntimo de la naturaleza humana, o inhumana. (Puedes ver un listado de todas las versiones cinematográficas desde 1920 hasta 2014 en este artículo de la Fundación Dialnet, Universidad de La Rioja).

Si te interesa adquirir Medea, de Eurípides, puedes hacerlo aquí:

Y si te ha gustado el artículo, puedes suscribirte a la Newsletter, donde recibirás las novedades del blog. Y, en agradecimiento por haberte suscrito, te regalo el e-book «Todo lo que debes saber para leer un poema y sentir su belleza».

Suscríbete

y recibirás de regalo el ebook:

«Todo lo que debes
saber para leer
un poema y sentir
su belleza»

Leave a Reply