El rincón de la escritora

Generador de ideas andante: claves para conseguirlo

Para arrancar y empezar a escribir un libro, ha de existir previamente una motivación fuerte y poderosa. Está claro que el haber encontrado en la escritura algo por lo que levantarte todos los días es un acicate muy potente y necesario, pero para escribir doscientas páginas, pasar por el arduo proceso de corrección y dar todos los pasos para sacar adelante tu obra, debe haber algo más: una historia que te motive, una idea de la que te tienes que enamorar, porque va a ser el motor que tire del carro durante todo el tiempo que dure el proceso de creación del libro. ¿Y cómo se generan las ideas, cómo te conviertes en un generador de ideas andante?

Para enamorarte has de dejarte guiar por el corazón y la intuición, más que por la cabeza. No se trata de sentarte y preguntarte de qué escribo ahora, igual que nunca te preguntas «¿De quién me enamoro ahora?». La idea tiene que llegar a ti como una epifanía, como una intuición, como una necesidad que has de cubrir a toda costa o incluso, a veces, de manera fortuita. Esto no significa que te quedes de brazos cruzados. Hay que preparar la tierra para que luego pueda crecer en ella la semilla. 

En este artículo voy a darte las claves que me funcionan a mí para ser un generador de ideas andante

La creatividad no se busca, sino que está en el día a día, en cada acción y paso que emprendemos. Al tomar decisiones cada día, al cocinar, al vestirnos, al hacer la compra, al tratar de convencer a nuestros hijos/as de que hagan algo… Por eso…

1. Hay que participar de forma activa en el devenir diario

No te quedes en el sofá sin hacer nada; para ser un generador de ideas andante hay que salir a la calle, jugar con tus hijas/os.

No dejes que los demás decidan por ti; puedes dudar, pero finalmente has de tomar decisiones.

No prepares cualquier cosa o lo de siempre para comer; aventúrate con platos nuevos, cambia las recetas, échale imaginación.

No sigas siempre los mismos caminos y las mismas formas de hacer; cambia de ruta, conoce nuevos lugares, ve a merendar a un sitio nuevo, lávate los dientes de otra manera, cambia el orden de las cosas, cambia los muebles de lugar.

No le digas a tu hija/o «Haz esto porque lo mando yo»; trata de pensar en alguna forma que le convenza de llevar el comportamiento deseado, haz magia, sé una encantadora de serpientes.

generador ideas
Ponte en funcionamiento, mantente alerta, ponte en movimiento.
Foto: TeroVesalainen (Pixabay).

Pero participar de forma activa no es suficiente para ser un generador de ideas, hay que aportar conciencia en el día a día. Para ello hay un método que no da resultados inmediatos, pero que es infalible. Me refiero a…

2. Meditar para ser un generador de ideas

La meditación nos hace más conscientes. Conscientes del mundo que nos rodea y de nosotras mismas. Por eso para mí meditar es una herramienta de la que no se puede prescindir en el proceso creativo.

—Porque nos ayuda a comprender nuestros procesos internos, nuestras motivaciones más íntimas y por qué nos comportamos de esa manera y no de otra.

—Porque nos ayuda a identificar los sentimientos, las emociones, nuestros anhelos y nuestros miedos y a comprender su mecanismo.

—Porque nos ayuda a ver más allá de la superficie. Una escritora debe ser una gran conocedora del mundo y de sí misma; de su forma y de su contenido, cómo funciona, cuál es su mecanismo.

—Porque muchas veces durante la meditación afloran cosas que se hallan en el subconsciente, por ejemplo, esa idea para el libro que te ronda desde hace tiempo, aunque todavía no la habías hecho consciente.

meditacion
¡Medita!
Foto: Elias Sch (Pixabay).

Con la meditación tienes la consciencia óptima para generar ideas de lo que ves, vives y sientes. Y con la meditación afloran esas ideas.

La meditación limpia y nos vacía, proporcionándonos de nuevo espacio. Para ser un generador de ideas nuevas hemos de alimentarnos, llenar el espacio y eso lo hacemos…

3. Viviendo, nutriéndonos con otras formas de arte y leyendo para atraer ideas nuevas

De vivir ya hemos hablado.

El arte alimenta al arte y a la creatividad. Una exposición de pintura, escultura o fotografía; una película de cine o una obra de teatro; un ballet o un concierto de música clásica, jazz u otro estilo; la visita a museos, no solo de arte, sino de cualquier otra materia; las artesanías… todo ello nos sustenta y forma parte del germen desde el cual aflorarán nuevas ideas.

Hemos de ser esponjas y empaparnos de arte, asimilar las formas artísticas y el momento estético al que pertenecemos.

manifestaciones artisticas
El arte llama al arte.
Foto: Ivanovgood (Pixabay).

Y por encima de todas las cosas, leer, a los clásicos, los modernos, los de tu género y los de otros estilos; leer poesía, novela, teatro, relatos, microrrelatos; leer a los maestros y maestras. Porque en los libros hay un hervidero de ideas y porque son la mejor escuela para aprender a escribir bien.

Es fundamental, para obtener nuevas ideas para tu novela…

4. Salir, observar y hablar nos convierte en un generador de ideas

Las escritoras debemos ser voyeurs para luego poder ser un generador de ideas. Estate atenta/o a lo que sucede a tu alrededor.

Hay que observar los lugares, caer en la cuenta de cada detalle… los lugares, los ambientes, la atmósfera de una mañana invernal, de un bar abarrotado.

Hay que observar a las personas, preguntarse por qué hacen lo que hacen e imaginar qué hay detrás de la situación que estás viendo, cuál es su vida.

Y si puedes hablar con ellas, mejor que mejor; preguntar, preguntar mucho.

Algunas historias calarán hondo en ti y se convertirán en el germen de una nueva historia. Un lugar, una persona, una situación, algún sentimiento que se ha despertado en ti al observar algo… pueden ser la idea que te arrastrará a escribir tu novela.

Y un último consejo:

5. No te separes de tu libreta o tu móvil donde apuntar tus ideas nuevas

Una escritora necesita una libreta donde apuntar las ideas o hacerlo en una aplicación del móvil. Y lo debe llevar siempre encima, porque las ideas tan pronto vienen como se van. En este mundo de la hipervelocidad y las multitareas es muy fácil olvidar las cosas. Y da mucha rabia cuando te viene una idea maravillosa y un rato después desaparece de tu memoria.

Aunque también están las ideas que no se olvidan, las que nacen de la necesidad de contar algo. Hay ideas que son como fuego que urge escupir, porque dentro nos quema.

generador ideas
No te separes de tu libreta.
Foto: Congerdesign (Pixabay).

Y si las ideas están tardando demasiado en llegar a ti, entonces sí, siéntate y…

6. Recurre a la tormenta de ideas

Apunta todo lo que se te pase por la cabeza, por muy descabellado que te parezca; sin juzgar, sin censurar, como los rayos que caen cuando la tormenta está cerca. Oblígate a ser un generador de ideas. No te apresures. Una lluvia de ideas puede durar varios días. Y después, cuando sientas que has terminado, elige la que más te atrape, la que más resuene en ti. Siempre habrá una idea de la que tendrás muchas cosas que contar.

Ideas como faros que guían

Iria López Teijeiro, en Cómo escribir una novela, recomienda que, una vez tengas la idea, escribas una escena breve, de un par de párrafos, con la esencia de lo que quieres contar, la idea… una escena o algo que signifique para ti esa esencia: una frase, una imagen, una canción, etc. Debes tener siempre cerca aquello que escojas, para poder volver a ello a menudo durante el proceso de planificación y de escritura del borrador, para no desviarte del camino y perder de vista el foco, aquello que quieres contar.

¿Más ideas para ser un generador de ideas? Echa un vistazo a este artículo de Gabriella Literaria: ¿Cómo convertir ideas mediocres en ideas extraordinarias?

Espero que estos consejos te sirvan en tu proceso creativo y en encontrar ideas para escribir tu libro. ¿Algún consejo que me puedas dar tú para generar ideas nuevas?

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a mi newsletter y estarás informada de todas las novedades de mi blog, además de llevarte como regalo Los diez pasos para aterrizar en una vida feliz.

Suscríbete

y recibirás de regalo el ebook:

«Diez pasos para aterrizar
en una vida feliz»

Leave a Reply