Libros escritos por mujeres

Cárdeno adorno, de Katharina Winkler, el King Kong de la violencia de género

cardeno adorno portada

Título original: Blauschmuck (Cárdeno adorno)
Autora: Katharina Winkler
Primera edición: octubre de 2018
Traducción: Richard Gross
253 página

Crudeza. Las metáforas, el lirismo, el lenguaje delicado y bello me hacen pensar que tan dura realidad pasará a través de mi garganta como un líquido amargo, pero pasará. Sin embargo, al finalizar el libro, me encuentro con que mi estómago está tratando de digerir una enorme piedra. Y me pilla de sopetón.

Vas leyendo sin apenas darte cuenta de que has caído en la tela de araña, y al final comprendes que ya no puedes escapar, que Filiz, la protagonista de Cárdeno adorno, se ha metido ya en tu alma, y que cada golpe es un golpe descargado sobre ti…

¿No te ha pasado nunca esto? ¿Esa sensación semejante a cuando estás en una fiesta, no paras de beber sangría porque entra muy fácilmente, como si fuera agua, y cuando te quieres levantar estás borracha como una cuba? ¿Esa sensación de que puedes con un libro y cuando te ha enganchado completamente, te das cuenta de que pesa más de lo que imaginabas y te ha calado hasta los huesos?

Cárdeno adorno es un libro sobre la violencia de género en un país como Turquía, pero también es una obra sobre la falta de freno en los instintos e impulsos, sobre la violencia extrema, sin medida, sin tapujos ni limitaciones morales.

El uso del lenguaje poético

¿Por qué las metáforas, la poesía? ¿Por qué un moratón es un cárdeno adorno? Pues no lo sé, pero a mitad de libro pensé que quizá ese lenguaje tan poético era la única forma que había encontrado la autora para acercarse a esta historia sin quemarse. Precisamente para que no resultara tan descarnado, para imponer cierta distancia. No impacta del mismo modo la visión de la piel amoratada alrededor del cuello que la de un cárdeno collar que lo adorna.

Imagino que Katharina Winkler pensaría que era demasiado brutal acercarse a la verdad desnuda, sin adornos. Pero es una trampa: las imágenes líricas van horadando la piel gota a gota hasta perforarla haciéndote vulnerable, dejando tu piel en carne viva.

violencia de genero
Un libro sobre violencia de género.
Foto: StockSnap en Pixabay.

En nuestro valle viven cien mujeres cárdenas… Las mujeres llevan color de cielo. De cielo de verano veteado de nubes, de gélido cielo de invierno, de cielo tornadizo de primavera, de ceniciento cielo otoñal, de crepúsculo, de arcoíris.
Songül es la única inceleste y sin cárdeno. Donde ella aparece la conversación enmudece.
¿Qué se ha de hablar con la inceleste?
Se pasea por el pueblo con piel impecable. Las mujeres la esquivan, ninguna palabra, ningún saludo para la inceleste. ¡Mírala!, dice mi madre, acariciándome el pelo con su mano negricárdena, no es ni lista ni hacendosa. Y, sin embargo, ¡no tiene un solo cardenal!
Esas también existen, dice, por desgracia.
Cuando sea mayor, seré una mujer cárdena.

Cárdeno adorno. Katharina Winkler

El maltrato en Turquía

El libro nos relata los padecimientos de Filiz y de sus hijos a manos de su marido. Hablamos de una familia turca, y el maltrato en Turquía es diferente al que se puede infligir aquí, ya que no está condenado. El gobierno, el Islam y la cultura ancestral apoyan la desigualdad.

Hay muchas Turquías dentro de Turquía. Está la que convierte una paliza en un acto cotidiano y normal y está la que lucha contra la violación sistemática de los derechos de la mujer.

La situación se recrudece en la zona rural, donde vive Filiz. Los matrimonios con niñas, el abuso sexual, las violaciones constantes por parte del marido, las palizas, el control total sobre las mujeres y el asesinato están a la orden del día en estas zonas.

maltrato mujer
Los matrimonios con niñas, el abuso sexual, las palizas están
a la orden del día en las zonas rurales.
Foto: Free Photos en Pixabay.

Ha sido mi risa la que ha hecho salir a la araña de su agujero, atrayéndola al centro de la red donde estoy atrapada y que ahora es mi vida.
Sé que ha sido mi risa. He reído demasiadas veces. Ha sido un error, lo sé, porque soy una esposa.
¡No rías! La araña, que ahora es mi madre, lo ha dicho muchas veces. No debo reír, no debo abrir los labios porque evocan los labios de mi vulva, que son propiedad de Yunus, como lo son los de mi boca. No debo andar por el pueblo regalando fantasías sobre mis labios, sean los de mi boca, sean los de mi vulva, o sobre la más mínima parte del cuerpo.

Cárdeno adorno. Katharina Winkler

Una película muy interesante sobre la situación de la mujer en Turquía, y sobre esas dos Turquías que coexisten, aunque no trata específicamente el maltrato, es Mustang. Más información aquí.

La mujer como objeto

Para Yunus, el marido de Filiz, esta es un objeto. «Me perteneces», dice muchas veces, y la mujer no tiene más valor que el de servir al marido y ser el blanco de su furia y su deseo. Filiz no tiene sentimientos, no tiene voluntad propia, carece de voz. Filiz solo existe en función del capricho de Yunus. Es verdaderamente espeluznante.

Los hijos juegan el mismo papel y esto es más terrible aún, si cabe. Porque llega un momento en que Yunus ejerce esa violencia brutal desde la animalidad, ya no hay una «razón», sino el puro placer de ejercer el mal, de ejercer ese poder total sobre una persona sin imponer ningún límite, nada que un mínimo de moralidad pueda acotar.

El libro también habla de la soledad, una soledad absoluta. Y de la capacidad de resistencia, una capacidad que me asombra. Y del miedo, la devastación, la muerte. Pero hay que llegar hasta el final.

Origen de la historia

katharina winkler autora
Katharina Winkler, la autora.
Foto: Stefan Kluter.

Cárdeno adorno está basado en hechos reales y esto conmueve más aún los cimientos de quien lo lee. Katharina Winkler (Viena, 1979) conoció a la protagonista con 13 años. Esta mujer turca acudió a la consulta de su padre, médico rural austriaco, y su madre se dio cuenta de que el velo ocultaba unos sospechosos cardenales. Este fue el principio de la emancipación de la protagonista, un proceso que tardó varios años en resolverse. Cuando Katharina tenía 20 años, le pidió que le contase su historia, la grabó, y 10 años más tarde, escribió la novela.

Katharina cuenta que la protagonista «ha pasado por el infierno, pero siempre ha tenido una fuerza vital tremenda y muchas ganas de vivir: esa fuerza y esa creencia en la vida era lo quería transmitir, y lo he hecho a través del lenguaje poético. La poesía es una confrontación estética a la violencia».

Esta es una historia extremadamente dura, no apta para pieles finas, pero, como digo, hay que llegar hasta el final para poder respirar de nuevo.

Sinopsis

El destino de miles de mujeres en todo el mundo parece condensarse en esta poderosa novela «basada en hechos reales». A la memoria, durante su lectura, nos viene aquella frase de Spinoza: «Nadie sabe lo que puede un cuerpo».

La historia de Filiz, nacida en un rebaño, como ella misma cuenta, de numerosos hermanos y hermanas, es la historia de muchas mujeres. Duermen al raso, cuidan los corderos, se protegen de los lobos, se cuidan entre ellos y la madre los protege del padre. «El honor del padre es lo más importante.» Las jerarquías ancestrales siguen ejerciendo una violencia interna, inhumana.

Con gran delicadeza, Cárdeno adorno evidencia el espanto de tantas niñas y mujeres ante sus verdugos —que a menudo son sus propios padres, abuelos, maridos, hermanos…—, ante la dominación masculina violenta basada muchas veces en la tergiversación de conceptos como el amor, la religión o el honor.

Filiz es bella y posee una luz interior que le hace creer a toda costa que puede aspirar a algo más. La magia, las tradiciones, los sueños… Ella despliega toda su herencia cultural para crearse un manto con el que enmascarar a su peor enemigo, su enamorado.

Yunus es guapo, joven, pero utiliza una violencia atávica e intolerable como modo de autoafirmación: una violencia injustificada, la tortura contra aquella que será la madre de sus hijos, una Filiz herida, asustada, ornada de golpes y cardenales por todo el cuerpo.

Filiz deseará morir en más de una ocasión sin que a nadie le importe, Filiz se caerá y se levantará mil veces. Su llanto es un llanto universal, el llanto de todas las mujeres maltratadas.

Cien por cien recomendable

Una novela inolvidable, hermosa y estremecedora.

¿Conoces más libros que traten sobre la violencia de género? Me interesa bastante el tema, porque en la novela que estoy escribiendo lo abordo y quiero investigar sobre él. Espero tus comentarios.

Si quieres comprar Cárdeno adorno, de Katharina Winkler:

Suscríbete

y recibirás de regalo el ebook:

«Diez pasos para aterrizar
en una vida feliz»

2 Comments

  1. Teresa Vera

    14 septiembre, 2019 at 10:14 am

    ¿¡Cómo resistirme a fijar en mi corazón un cárdeno adorno de esta envergadura a pesar de ser, por lo que cuentas, tan doloroso!? A por él que voy.
    Gracias

    1. Mahandeep Kaur

      14 septiembre, 2019 at 10:29 am

      Qué suerte que los libros puedan hacernos cardenales, aunque sea duro, hacernos sentir, cambiar el curso de la corriente. Te va a gustar. Es muy buen libro.

Leave a Reply