El rincón de la escritora

Beneficios de la meditación para una escritura consciente

Todo aquel que me conozca un poquito y haya seguido mis publicaciones en el blog, seguramente, estará empezando a sospechar que algún gurú me ha pagado para publicitar la meditación, porque lo recomiendo para todo (por ejemplo en este artículo: Generador de ideas andante: claves para conseguirlo, que puedes encontrar en la sección «El rincón de la escritura»). Pues no, no hay ningún gurú detrás, solo una fe infinita en los beneficios de la meditación, y más específicamente en las ventajas a la hora de practicar una escritura consciente y despertar la creatividad.

¿Qué es la meditación?

Decía Yogi Bhajan, el maestro que trajo el kundalini yoga a Occidente, que «la meditación es un proceso destinado a limpiar la mente». Dejando que los pensamientos pasen de largo, los estamos liberando y, por tanto, limpiamos nuestra mente de patrones negativos, pensamientos obsesivos, la despojamos de juicios y prejuicios. En definitiva, nos vaciamos de toda la basura mental.

yogi bhajan
Yogi Bhajan.

Y ¿qué tiene esto que ver con el proceso creativo de la escritura? ¿Cuáles son los beneficios de la meditación? Pues, en primer lugar, que la basura mental puede llegar a bloquearnos y la meditación nos libera. Para crear primero hemos de vaciarnos, sobre todo de lo que nos es inútil, como las preocupaciones; más adelante, con el terreno preparado, podremos plantar las semillas que van a inspirarnos y van a alimentar nuestra creatividad.

Mitos de la meditación que hay que desechar

La meditación no es dejar la mente en blanco

De hecho, es imposible dejar la mente en blanco, nuestra mente es sostenida por los pensamientos. Al hablar de vaciarnos, no estamos refiriéndonos a dejar la mente sin pensamientos, sino más bien a gestionar y resolver el destino de los pensamientos que se van repitiendo.

Durante la meditación, dejamos que nuestros pensamientos pasen ante nosotros como si fueran nubes movidas por el viento. Pasan y desaparecen o si lo prefieres se deshacen, dejando paso al siguiente pensamiento. Se trata de dejarlos pasar sin engancharte a ninguno de ellos ni darle cuerda.

– La meditación no tiene como objetivo evadirte de la realidad

Todo lo contrario, la meditación se hace para estar presente, para entrar en contacto con la verdadera realidad y con nosotras mismas.

– La meditación no es una flipada de hippies

Nada más lejos de la realidad. La meditación es una técnica milenaria basada en la experiencia de grandes sabios que profundizaron en el estudio de la mente. Lo hicieron a través de la intuición.

Cuando estas técnicas llegaron a occidente, los científicos quisieron hacer estudios medibles y cuantificables. Hay muchos estudios y en todos ellos se destacan los beneficios de la meditación y cómo esta incide profundamente en la mente.

yoga hippies
La meditación no es una flipada de hippies.
Foto: Photosforyou (Pixabay).

Beneficios de la meditación

La meditación trae muchas ventajas a nuestra vida:

A nivel físico:

–Estabiliza la presión arterial
–Fortalece el sistema inmunológico
–Potencia la energía
–Relaja el cuerpo
–Reduce el estrés y la ansiedad

A nivel mental:

–Favorece la concentración
–Ayuda a focalizarte
–Estimula la creatividad
–Ralentiza nuestros pensamientos
–Nos hace frenar y tomar consciencia

A nivel espiritual:

–Establece una profunda conexión con la vida
–Despierta el sentimiento de Unidad
–Potencia el sentimiento de Amor hacia todos los seres
–Despierta la compasión
–Desarrolla la consciencia
–Favorece el autoconocimiento
–Favorece la presencia en el aquí y ahora
–Aporta felicidad, paz y armonía interior

meditación y consciencia
Uno de los beneficios de la meditación es que desarrolla la consciencia y despierta el sentimiento de unidad.

Beneficios de la meditación para una escritura consciente

Y ya más específicamente en el campo de la escritura destacamos los siguientes beneficios que aporta la meditación:

Vaciarnos para después llenarnos

Cuando terminas de escribir un libro, siempre necesitas un tiempo de silencio, un tiempo en el que poder vaciarnos, retomar fuerzas, limpiar el terreno de malas hierbas, en concreto las que ya no nos resultan útiles, para poder abonar de nuevo la tierra y así hacerla fértil para nuevos proyectos.

Pero esto no solo es necesario al terminar de escribir un libro. Nuestra manera de estar en el mundo hoy día, las multitareas, la infoxicación, nuestro papel de consumidores compulsivos de objetos, información, experiencias, la hipervelocidad, problema que trato en el artículo Elogio de la lentitud: un remedio contra la lectura rápida Todos estos factores nos intoxican, nos descentran, nos colocan en una posición de inquietud y falta de serenidad desde la cual es imposible crear… escribir.

Necesitamos vaciarnos y frenar, y la meditación es una potente arma para lograr estos objetivos. Como dije al principio, la meditación es, fundamentalmente, un proceso de limpieza, se deshace de la basura mental y esto trae consecuentemente paz, un estado desde donde es posible desarrollar la creatividad.

Preparar el terreno para que germine la semilla

Al vaciarnos y limpiar el terreno, se genera un espacio mental donde poder plantar las semillas que germinen en un nuevo libro, poema, capítulo, relato, etc.

No me preguntes cómo, pero muchas veces, después de meditar, la escritura fluye sin escollos ni diques. Creo que puede ser porque la semilla está plantada y el subconsciente, mientras se medita, hace su trabajo haciendo madurar la semilla para que cuando nos pongamos a escribir germine.

semilla germinando
Preparar el terreno para que germine la semilla. Foto: Annca (Pixabay).

Estar aquí y ahora

Uno de los beneficios de la meditación es el de desarrollar nuestra capacidad de estar presentes, de ser más conscientes del mundo que nos rodea. Esta es una indudable ventaja para el escritor, que necesita desarrollar su capacidad de observación. La meditación desarrolla la agudeza, nos ayuda a penetrar en el meollo de un asunto, a comprenderlo y esto es, sin lugar a duda, una gran ventaja.

Autoconocimiento

Igual que nos ayuda a ser más conscientes de lo que nos rodea, favorece la autoconsciencia y esa sí que es la clave para ser un buen escritor. Ya lo decía el Oráculo de Delfos: «Conócete a ti mismo», una de las frases más famosas de la antigüedad. Y de esta surgió la sentencia, atribuida a los pitagóricos: «Conócete a ti mismo y conocerás a los dioses y al universo».

Y es que es verdad: el autoconocimiento, la comprensión de nosotros mismos, nos hace conocer y comprender al resto de la humanidad. Seamos conscientes o no, nosotros mismos somos la principal fuente de donde nace toda nuestra escritura. Cuánto más ahondemos en nuestro conocimiento mayor será nuestro alcance.

Favorece la empatía

Esto va unido al anterior punto. La comprensión favorece la empatía. Si podemos ver a nuestros personajes y presentarlos con una mirada empática que a su vez despierte la empatía del lector, nuestra obra ganará en alcance y calidad.

beneficios de la meditacion empatia
La meditación favorece la empatía, fundamental a la hora de abordar nuestros personajes. Foto: Gerd Altmann (Pixabay).

Concentración y foco

Por último, hay que destacar que la meditación favorece la concentración y la capacidad de enfocarnos, y esto nos viene muy bien a la hora de sentarnos a escribir y volcar toda nuestra creatividad. Para escribir se necesita estar concentrado; solo así podremos desarrollar todo nuestro potencial como escritores.

La práctica de meditación

practica de la meditacion
La práctica de la meditación. Foto: S. Hermann y F. Richter (Pixabay).

Para disfrutar de los beneficios de la meditación, hemos de tener una práctica constante y estable. Todas estas capacidades no se desarrollan en un día, hay que ser perseverantes, constantes, y esperar que el tiempo haga su labor.

No hacen falta largas sesiones de meditación, bastará con once minutos al día, aunque cuánto más larga sea la sesión, más rápido obtendrás beneficios.

Pero ¿por dónde empezar?

Recuerdo cuando comencé a meditar, hace ya 14 años. Al principio lo hacía esporádicamente; me costó mucho trabajo hacer de ello un hábito, siete años para ser exactos, ya que hace siete años que soy constante en mi práctica.

Pero volviendo al principio, recuerdo que me ocurrían dos cosas: me dormía durante la práctica y siempre había alguna parte de mi cuerpo que me picaba terriblemente, siempre. También se me dormían las piernas.

Para esto último, te recomiendo que empieces gradualmente. Puedes comenzar con tres minutos de meditación y, conforme el cuerpo se vaya acostumbrando, aumentar el tiempo. También te recomiendo que hagas yoga. El yoga es una forma de preparar energética y físicamente el cuerpo para poder meditar.

Con respecto a los picores terribles, mi consejo es: ráscate, jajaja, pero hazlo con conciencia.

Meditación con mantras

En cuanto al desastroso hecho de dormirte mientras meditas, te recomiendo que empieces tu práctica cantando mantras. En mi opinión es la forma más fácil de empezar a meditar. Simplemente hay que estar presente, cantar, poner el foco en el mantra.

Te recomiendo que, conforme vayas avanzando en tu práctica, busques versiones de los mantras cantados que no tengan muchas florituras y gorgoritos; cuanto más sencillos y monótonos sean más te ayudarán a entrar en un estado meditativo, aunque también te sorprenderás muchas veces pensando en la lista de la compra. Vuelve entonces al foco.

Meditar concentrado en la respiración

Cuando Morfeo se haya cansado de ti y te deje tranquila, prueba a meditar en silencio concentrada en la respiración. Esta es la meditación más básica. Se trata de poner el foco en la entrada y salida del aire. Cuando te sorprendas pensando en otra cosa, simplemente vuelve a concentrarte en la respiración, sin juzgarte.

Meditar concentrada en las sensaciones

Esta es la forma de meditar que más me gusta. Se trata de tomar contacto con la realidad presente y enfocarte en las sensaciones tanto internas como externas: los sonidos que se escuchan, la sensación de frío o calor, los olores, el sabor de la boca, los posibles dolores en alguna parte de tu cuerpo, el peso de tu cuerpo, tu estado de ánimo, las emociones que sientes en esos momentos… estar presente y sentir.

Meditaciones para lograr objetivos específicos

El Kundalini Yoga tiene meditaciones para un montón de cosas: sentirnos más elevados, limpiar traumas de la infancia, acabar con pensamientos obsesivos, atraer la prosperidad… parece una flipada, pero es real, funciona, lo he podido comprobar yo misma. La Asociación española de Kundalini Yoga, AEKY pone a tu disposición algunas meditaciones de kundalini. Puedes encontrar más en google o contactar con algún profesor.

Algunas pautas para comenzar con la práctica

mujeres meditando
Pautas para comenzar a meditar. Foto: Couleur (Pixabay).

–Busca un lugar tranquilo, alejado de cualquier distracción. Puedes crear tu rincón para meditar. Preparar un pequeño altar con una vela, incienso, que ayuda a concentrarte, y algunos objetos que tengan un significado para ti especial, sobre todo referidos a tu desarrollo espiritual.

–Cierra la puerta y avisa de que no te moleste nadie durante esos minutos.

–Siéntate en postura fácil o postura de indio, con las piernas cruzadas, sobre un cojín, y cierra los ojos. Si tienes algún problema, puedes también sentarse sobre una silla o incluso tumbarte, aunque así es más fácil que te duermas.

–Comienza a meditar.

Espero que te animes a meditar, ya que yo misma he podido experimentar sus innumerables beneficios, tanto para la vida y tu desarrollo personal como para practicar una escritura más consciente.

Si te ha gustado este artículo, puedes suscribirte a la newsletter donde te mantendré informada de todas las novedades del blog. Además, recibirás como regalo de bienvenida: «Todo lo que debes saber para leer un poema y sentir su belleza».

Suscríbete

y recibirás de regalo el ebook:

«Todo lo que debes
saber para leer
un poema y sentir
su belleza»

Leave a Reply