Acerca de mí

Foto: Mahandeep Singh

Mi nombre es Olalla Aguirre Carballeira y escribo como Mahandeep Kaur, mi nombre espiritual dentro de la corriente de yoga que practico. Para mí se escribe desde el espíritu, por eso utilizo mi nombre espiritual.

Nací en Madrid en 1971. Comencé a escribir a los 16 años y a leer a los 18, una edad bastante tardía para lo que luego ha resultado ser mi afición favorita.

Mis primeros escritos, como he dicho, fueron a los 16 años, escribía cartas con una prosa cuidada y poética a todos mis amigos, una y otra vez, y llenaba las páginas de diarios casi compulsivamente. Más tarde, en la veintena, dejé de escribir y de ahí hasta el año 2013. Un silencio larguísimo que coincidió con todos esos años en que andaba como perdida y mi vida era un caos. Con Mahandeep Singh, mi marido, me volví a encontrar y mi vida cobró sentido y se ordenó.

Regresé a la escritura de la manera más fortuita. Mahandeep Singh puso en marcha el proyecto de fotografiar las doce lunas llenas que se suceden a lo largo de un año siempre en un mismo paisaje ocupado por una encina. Yo le acompañé desde el principio y sin planificarlo me puse a escribir acerca del momento en cuestión hasta que después de dos o tres meses me di cuenta de que estaba escribiendo un libro. De ahí hasta ahora.

Además de Doce lunas, doce amaneceres, una encina, que está escrito en prosa poética, he publicado un libro de poemas, Nubes, versos que nacieron con la fuerza de un violento torrente. Lo escribí en quince días. Todas las palabras hervían dentro de mí y salieron a borbotones.

Mi último libro, Los Sie7e, recién publicado, lleva una historia detrás muy curiosa. Está escrito junto a otros seis autores, los siete formamos Letras Entrópicas: Carla Gil, David Gonzaga, Esther Nieva **Walkiria**, Inma Tercero, Laura Montes, Raquel Díaz y yo. Y tanto nuestra amistad como nuestro libro tienen su origen en las redes sociales, en un grupo de Facebook que se llama Nuestra Biblioteca: Rincón de lectura y escritura. Los Sie7e es un libro de relatos: siete autores, siete pecados, siete relatos cada autor. Y la riqueza de este libro es su carácter ecléctico. Para escribir Los Sie7e traté de buscar personajes que se estuvieran lastimando a sí mismos, o a los demás, presas de su pecado. Esa era mi consigna: el pecado es destrucción, desproporción, desequilibrio, dolor infligido a uno mismo y a los demás. He querido retratar almas desgarradas, por eso mis relatos son duros, te dejan un sabor amargo en la boca.

Estos son mis libros publicados, pero hay otros tantos cociéndose. Hoy día no concibo la vida sin la escritura, tampoco sin la lectura. Escribir se ha convertido en una necesidad: la urgencia de comunicar, de encontrar y transmitir la voz de mi alma; el apremio de comprender el mundo a través de la palabra. En la escritura busco la verdad. Siempre.

Foto: Mahandeep Singh